Category: Social Media

#LaNuciaEnFestes; diversión, alegría y color

Hace unas semanas, gracias a La Nucía, tuve la oportunidad de vivir, desde adentro y como si de un nuciero me tratara, un día de sus fiestas en el I Fun Trip #LaNuciaEnFestes. Sin duda alguna, una experiencia única llena de diversión, alegría y color que, además, me ofreció la oportunidad de conocer a grandes profesionales (y mejores personas) como Verónica y Jesús Martínez de Vero4Travel, Pablo Melian de Gin&Twitts, Rafa y Toni Esteve de Social Media Blog TripFabián López de EcommasterPaquito Lorente de Sinaia MarketingJesús Martínez de Big Branding y Cristina Rodríguez, Consultora y Asesora turismo y hoteles.

La jornada se desarrolló de la siguiente manera…

Para empezar, un buen almuerzo en la Penya L’Aixeta, la más numerosa en estas fiestas. En un ambiente agradable y cercano, amenizado por la divertida música de la banda, cargamos pilas de la mejor forma posible para la larga jornada que teníamos por delante.

Poco más tarde, tuvimos el privilegio de conocer, más a fondo, la localidad a través de un ruta en unos preciosos coches antiguos. Se trataba de una exposición compuesta por, cerca de, 30 automóviles clásicos de las más prestigiosas marcas. A mí me tocó toda una joya, ¡ni más ni menos, un Rolls Royce de 1.958! ¡Qué pasada!

 

20150814_125516_Richtone(HDR)

Seguidamente, presenciamos la mascletà. ¡Ritmo, pólvora y emoción en estado puro! Después de dicho espectáculo, y antes de la comida, tocó el turno de visitar la Penya La Granera, donde los nucieros continuaron demostrando, con un trato cercano y amabilísimo, el excepcional pueblo que son.

Para comer volvimos a la Penya L’Aixeta. La jornada iba, poco a poco, subiendo de intensidad y eso se notaba en el ambiente; risas, bailes, música cargada de ritmo… Sin duda, fue uno de los momentos más divertidos de toda la jornada. El broche final lo puso Pablo, cómo no, con la preparación de unos excepcionales gin tonic… ¡Qué viva el gin y el buen gusto!

20150814_160554_Richtone(HDR)

A las 16:30 nos dirigimos a la partida de pilota valenciana de veteranos. Personalmente, nunca había presenciado una y, aunque he de reconocer que no logré entender totalmente sus reglas, la disfruté al máximo. Eso sí, un detalle se me quedó grabado; para cada partida, como mínimo, ¡son necesarias unas 15 pelotas!

20150814_170924_Richtone(HDR)

20150814_171547_Richtone(HDR)

A media tarde, pudimos conocer, con todas clase de detalle, las magníficas instalaciones de la Ciudad Deportiva Camilo Cano. Bastaron unos pocos minutos para saber las razones de que La Nucía recibiera el Premio Nacional del Deporte. Sencillamente, ¡impresionante!

20150814_180323_Richtone(HDR)

20150814_181118_Richtone(HDR)

La jornada iba llegando a su fin, pero todavía quedaba uno de los platos fuertes del día, ¡l’Entrà de Penyes! Rodeados de buena gente, de un ambiente festivo y, sobre todo, de gran colorido acudimos a recoger a la Reina de las Fiestas para, posteriormente, acudir a la Plaza Mayor y presenciar el pregón. ¡Qué ambientazo! Allí, las penyas fueron, una a una, fotografiándose con la Reina y sus Damas poniendo el broche final, a la espera del concierto de El Arrebato, al primer día de fiestas.

20150814_203019_Richtone(HDR)

20150814_204125_Richtone(HDR)

En resumen, fue un día inolvidable cargado de alegría, festividad, energía positiva, y amistad que, por supuesto, recomiendo a todo el mundo. Por ello, quiero agradecer, desde aquí, al Excelentísimo Ayuntamiento de La Nucía y, especialmente, a su alcalde, D. Bernabé Cano, y a mi gran amigo Toni Buades la invitación y el trato recibido a lo largo de toda la jornada.

Ya sabéis, si queréis vivir en primera persona toda la magia de La Nucía y sus fiestas, ¡no dudéis en visitarla y adentraros de lleno en ellas!

Hace unas semanas, gracias a La Nucía, tuve la oportunidad de vivir, desde adentro y como si de un nuciero me tratara, u...

Read More »

El caso “La mala costumbre”

No recuerdo el tiempo exacto que llevo escribiendo. Ya desde pequeño, más o menos con 7 años, me encantaba ponerme delante de la máquina y plasmar en un folio todo lo que se pasaba por mi cabeza. Pequeños relatos llenos de imaginación, avalados por la crítica de mis padres, que grapaba y guardaba como si de grandes tesoros se tratara.

Desde 2.008 aproximadamente, lo hago en el mundo online. Reflexiones de un pez grande, si no me equivoco, es mi tercer blog personal. Aunque con el paso del tiempo los breves relatos han ido desapareciendo dando paso a textos muy personales, cargados de sentimiento, la esencia se mantiene intacta; siempre he escrito para divertirme, para mostrar mi yo más profundo, para sentirme un poco más libre y, sobre todo, para llegar al corazón de los que me rodean.

Cuento ésto a raíz de un post que tuve la suerte de leer hace unos días llamado La mala costumbre. Su autora (@itwitera en Twitter), una joven desconocida hasta el momento para mí, escribió lo que a mi juicio es una auténtica maravilla. Sin otro propósito que comunicar su forma de ver y, sobre todo, de sentir la vida, su escrito está teniendo gran repercusión en las redes sociales; su blog, El rincón de Floricienta, ha recibido más de un millón de visitas y su artículo se está extendiendo como la pólvora en Facebook (yo mismo lo compartí entre mis contactos) además de recibir infinidad de comentarios. Como es lógico, y más en el entorno 2.0, entre todos estos comentarios se pueden observar opiniones muy positivas conviviendo con algunas, a mi parecer, excesivamente críticas. Ésto ha provocado la rápida reacción de la escritora quien, dos días después de publicar La mala costumbre, ha lanzado nuevo post titulado Gracias. En él explica su enorme sorpresa ante todo el “revuelo” que está causado su artículo, así como también se defiende de las despiadadas críticas (en algunos casos, se ha llegado a analizar párrafo por párrafo de su texto) para terminar de la siguiente forma; “Si antes escribía para mí, sin pensar en gustar ni agradar a nadie, ahora seguiré haciéndolo con más ganas y con más fuerza que nunca. Y más ahora que sé, que mi propósito de llegar al corazón de las personas es posible. Es real. Es alcanzable.

Sin duda alguna su caso, el caso La mala costumbre, ha supuesto un antes y un después para aquellos que escribimos desde los sentimientos, desde la pasión. Nos ha enseñado el poder que tienen nuestras palabras, cada letra que incluímos en nuestros escritos. Nos ha enseñado que con autenticidad, valentía y sensibilidad se puede llegar al interior de la gente. Nos ha enseñado que aunque los valores no están en alza todavía quedan personas que luchan día a día por ellos. Pero sobre todo nos ha enseñado que un mundo mejor es posible, es real. Gracias.

No recuerdo el tiempo exacto que llevo escribiendo. Ya desde pequeño, más o menos con 7 años, me encantaba ponerme delan...

Read More »

Trepas [email protected]

Me han educado diciéndome que siempre sea yo mismo. Que para eso, primero es necesario encontrarme y, una vez haya averiguado quién soy y cuál es mi espacio en este mundo, sea fiel a mis principios, intentando corregir los defectos y potenciar las cualidades.

Con la experiencia de mis casi 31 años me rindo ante lo obvio, dándoles la razón y, sobre todo, agradeciéndoles enormemente a mis padres el haberme guiado de esa forma, reforzando mi autoestima y haciéndome ver que lo mejor está en el interior de cada uno, en la autenticidad.

Estoy seguro que cada una de las personas que, hasta el momento, nos hemos encontrado por el camino piensan de la misma forma y que además se esfuerzan, día a día, por conseguirlo. Pero lo cierto es que no es así. La ambición, el poder y un ego desmedido son, en muchas ocasiones, tentaciones difíciles de esquivar, incluso capaces de sacrificar la esencia de uno mismo.

La vida 2.0, por mucho que digan, no difiere tanto de la realidad. Hace ya casi 2 años que comencé mi andadura en Twitter y, desde un principio, lo que más me llamó la atención (de hecho todavía me la sigue llamando), sin duda alguna, fue la simpatía, cordialidad y educación que los seguidores del pájaro azul desprendían. Usuarios con un perfil muy diferente al que me tenían acostumbrado otro tipo de redes; activos, solidarios y con gran capacidad de autocrítica.

No obstante, detrás de esas cualidades se esconde, en muchos casos, un doble yo, un papel. Se quiere transmitir una imagen de alguien que no se es con tal de obtener un beneficio a cambio, ya sea, por ejemplo, la potenciación del ego o la obtención de un trabajo (algo, en parte, comprensible por los momentos que atravesamos). ¿Quién no se ha encontrado con tweets en los que, sin motivo alguno, se cita a algún usuario con miles de seguidores incitándolos a una forzosa conversación? o, mejor aún, ¿quién no ha leído tweets donde se habla de un tema muy específico cómo si se fuera todo un experto en la materia cuando en realidad se desconoce completamente?

Está claro que, al igual que en la vida 1.0, cada [email protected] lucha por lo que quiere de la forma que cree conveniente pero, para bien o para mal, este modo de intentar alcanzar los objetivos personales no va, ni irá, con mi persona.

¿Y tú, qué camino escoges?

Me han educado diciéndome que siempre sea yo mismo. Que para eso, primero es necesario encontrarme y, una vez haya averi...

Read More »