Medio lleno, por favor

No sé si os ha sucedido pero, en ocasiones, he pasado largas etapas muy preocupado por algo que todavía estaba por venir. No sabía cuándo pero estaba convencido de que, tarde o temprano, llegaría. Sin embargo, nunca lo hizo y mi preocupación se esfumó. Es entonces, en esos momentos, cuando el mismo pensamiento siempre acudía a mi cabeza; “Jorge, ¿por qué has dedicado tanto tiempo a algo que te ha hecho sufrir cuando ni tan siquieras tenías la certeza de que iba a suceder? Es perder un tiempo muy valioso en algo inútil, carente de todo valor, que no te hace crecer como persona. Te genera dudas y te obstaculiza el camino.”

Por suerte, con el paso del tiempo he aprendido la lección; preocúpate por el hoy, por el presente, y mañana ya veremos qué sucede. Es más, si de alguna forma tu mente se va momentáneamente al futuro haz porque lo vea como tú quieres verlo, de forma vital, de forma positiva. Y es que no puedo estar más de acuerdo con el señor Coelho y su “Si deseas algo con mucha fuerza, el Universo entero conspira para que lo consigas”. Es decir, si tienes una actitud positiva, enérgica, ante la vida, ante lo que deseas, muy probablemente cumplirás tus sueños y alcanzarás tus metas pero, si por el contrario, vas cargado de miedos e inseguridades fracasarás en tu camino.

Nadie sabe con seguridad qué va a ocurrir, pero sí que hay alguien que puede hacer que las cosas sucedan como uno quiere; tú mismo.

 Así que, pase lo que pase, mantén el vaso siempre medio lleno, por favor.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

twenty five − fifteen =