¿Por qué?

Un hombre cuenta sus historias tantas veces que él se vuelve sus historias. Lo sobreviven a él. Y de esa forma, él se vuelve inmortal.

Reflexiones de un pez grande nace desde el interior, desde los sentimientos, desde el corazón.

Este pedacito de mí tiene su origen en Big Fish, una película que, desde que la vi por primera vez, es una referencia en mi vida; positiva, vital, soñadora… Representa a la perfección mi forma de ver y, sobre todo, de sentir nuestra existencia en este mundo.

Porque soy de los que cree que tenemos que recorrer el camino siendo nosotros mismos, luchando por nuestras ilusiones y sueños sin perder nunca la esperanza y, sobre todo, sin dejar de creer que todo lo que nos propongamos es posible.

¡Hagamos de nuestra vida la historia que siempre soñamos!