Porque quiero cambiar el mundo, y lo puedo conseguir

No sé si os sucederá lo mismo pero, personalmente y desde hace un tiempo, tengo la fuerte convicción de que es la hora de actuar, de hacer algo, de aportar mi granito de arena para que todo cambie hacia donde considero que debe de hacerlo, de luchar por conseguir un mundo mejor. Me niego a irme sin, al menos, intentarlo.

Cuando esta idea vino a mí lo primero que pensé fue; “Pobre infeliz, ¿qué vas a cambiar tú sólo en este mundo?” Durante un tiempo esta sensación pesimista y derrotista me ganó la batalla. Estaba totalmente convencido de que no tenía nada que hacer, que por mucho que quisiera no era suficiente, que mis esfuerzos iban a ser en vano. Y, por un tiempo, cometí el mayor error que se puede cometer; bajé los brazos y me lo creí.

Por suerte, y sin saber con certeza la razón, mi actitud cambió (qué importante y determinante es la actitud en esta vida). Me di cuenta que el camino escogido no tenía salida, que de esta forma nunca iba a encontrar la plena felicidad, que no iba a ser sino a estar viendo, como un mero espectador, el transcurrir de la vida y, sobre todo, que así nunca iba a ser poder ser yo mismo, con mis defectos y virtudes, yo con toda mi esencia.

Poco a poco fui creyendo que era capaz de lo que me propusiera. Que, aunque sólo fuera una persona, podía hacer mucho. Que el error es que cada uno de nosotros pensemos eso y, por lo tanto, nada suceda… Así que, sin perder un solo segundo más, me puse manos a la obra; lo importante no es que hagas algo muy grande, es suficiente con pequeños hechos, sino que lo que realices tenga un significado y, sobre todo, salga directamente del corazón. Eso es lo verdaderamente importante.

 Cada uno de nosotros, con nuestras virtudes y defectos, somos únicos. Nunca habrá nadie ni como tú ni como yo. Y eso, aunque no nos demos cuenta hay que disfrutarlo, y, sobre todo, aprovecharlo porque tiene un potencial enorme. Confiar en uno mismo es lo que marca la diferencia. Y ahí está la clave: cambiar el mundo es posible, y lo puedes conseguir.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 5 = four