Tagged by: familia

Os lo debo (te lo debo), y aquí está; mi más sincero agradecimiento

Querido lector,

Tras largo tiempo inactivo, aquí estoy de nuevo, dándote el coñazo con mis reflexiones, pensamientos y, cómo no, también sentimientos. Y, muy posiblemente, pensarás, ¿por qué ahora? ¿por qué tras tantos meses sin escribir lo hago en estos momentos (con el calor que hace y la pereza que da ponerse delante del ordenador)? Pues la respuesta es bien sencilla; porque mañana, 18 de agosto, sumo un nuevo año a mi casillero y te debo muchísimo. Sí, sí, no pongas esa cara. Te debo mucho. ¿Qué por qué? No te preocupes, ahora mismo te lo explico…

Dicen que cada uno de nosotros somos cómo somos por todo lo vivido y, sobre todo, por las personas que, de una manera u otra, han formado parte de nuestra vida. Y, efectivamente, creo que es así. Para bien o para mal, estoy convencido que no sería quién soy actualmente sin todas aquellas personas que, aunque sea mínimamente, han estado presentes en algún momento de mis 35 años. Y ahí, claro está, estás tú que me lees y, en ocasiones, me das tu opinión, dándome o quitándome la razón, abriéndome los ojos o, simplemente, mandándome un saludo.  

Con ellas (y contigo) he vivido regulares, malos y peores momentos pero, sobre todo, buenos, geniales y extraordinarios segundos, minutos, horas, días, meses y años de risas, felicidad, amor, sinceridad, ternura y amistad. Instantes que por siempre quedarán en mi mente y, por supuesto, en mi corazón. Por eso, hoy en día, afortunadamente, puedo decir, bien alto y bien claro, que me encuentro en paz conmigo mismo. Que me siento feliz y tremendamente orgulloso por nacer dónde nací, por la familia en la que lo hice (sinceramente, creo que no hay mejores personas), por la pareja y amistades que han sabido comprenderme, respetarme y quererme tal y como soy (con mis defectos y virtudes), por los compañeros de colegio, instituto, universidad y colegio mayor que me vieron crecer y madurar, por los compañeros de trabajo que me aguantan incansablemente día a día y por [email protected] [email protected] que se han cruzado en mi camino dejándome, a su forma, su sellito de identidad.

Me aportáis energía, me inyectáis positivismo y, en definitiva, me dais la vida. Por todo ésto, mi más sincero agradecimiento.

Querido lector, Tras largo tiempo inactivo, aquí estoy de nuevo, dándote el coñazo con mis reflexiones, pensamientos y,...

Read More »