Tagged by: Miedo

Miedo

El miedo es, en muchos casos, algo necesario. Gracias a él, en momentos, nos hacemos fuertes, sacamos valor de donde no pensábamos que hubiera nada y nos obliga a superarnos demostrándonos a nosotros mismos que somos capaces de todo. Pero, por lo general, el miedo nos paraliza, nos obstaculiza el camino, nos hace sentirnos pequeñitos y, en ocasiones, nos hace caernos antes de llegar a la meta.

Como dijo un historiador romano llamado Tito Livio, “El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son”, y así las apreciamos cuando lo sentimos cerca. Su compañía nos angustia, nos crea ansiedad y desesperación y nos nubla la mente. Es algo inevitable, que forma parte de la condición humana, y que, en la mayoría de ocasiones, resulta incontrolable.

En mi caso, y de forma curiosa, conforme pasan los años lo siento más lejano en muchos aspectos de mi vida en los que antes estaba muy presente. Sin embargo, en otros en los que tiempo atrás apenas existía, ahora lo hace con más fuerza. Intento convivir con él, convertirlo en mi aliado, ganarle la batalla… pero, a veces, la guerra está perdida. Aunque ya lo advierte el maestro Coelho con su archiconocida “Cuántas cosas perdemos por miedo a perder” el temor no desaparece. Y cuando este aumenta su presencia, una sola idea invade mi mente; “Son las consecuencias de no saber vivir sin el corazón”.

Y vosotros, ¿de qué tenéis miedo?

El miedo es, en muchos casos, algo necesario. Gracias a él, en momentos, nos hacemos fuertes, sacamos valor de donde no...

Read More »